Piden diálogo a nueva Mesa de San Lázaro

3

La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados debe quedar en manos de un legislador o legisladora competente, con experiencia, credibilidad, una actitud incluyente y con la capacidad de tener interlocución real con el Presidente de la República, “de poder a poder”, sin ceder las riendas ni facultades al Ejecutivo Federal, pidió la diputada federal del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Lorena Villavicencio.

Al pronunciarse al respecto, la legisladora reconoció el desempeño de la presidenta saliente de la Cámara, Laura Rojas, a quien reconoció por su “gran capacidad” de promover el entendimiento y los acuerdos, en especial en el impulso a la agenda de género.

“Lo que sí considero que es muy importante, es que quien esté al frente sea una persona que asuma plenamente la presidencia, que le de fuerza y cohesión a la C de D, que asuma siempre una posición institucional, y que de alguna manera tenga capacidad de interlocución con el Gobierno Federal, para que de esta manera el Poder Legislativo hable con mucha presencia frente al Poder Ejecutivo”, manifestó.

La congresista también se pronunció a favor de que la bancada que asuma ese puesto de gobierno en el recinto lo haga por la vía legal, no a través de prácticas como la “compra” de diputados, prácticas que demandó, deben ser investigadas y aclaradas.

Lo anterior, en medio de las denuncias lanzadas por la bancada del Partido Encuentro Social (PES) contra la del Partido del Trabajo (PT), sobre la presunta “compra” de diputados con ofrecimientos de dinero y candidaturas, para hacer crecer a la bancada petista.

“Aquí lo que tendríamos que garantizar es que de ninguna manera se genere ninguna práctica indebida y que sea realmente una decisión voluntaria de los diputados y diputadas”, externó, al hace referencia al traslado de congresistas de una fracción a otra, acción que en el recinto parlamentario se lleva a cabo de manera cotidiana.

“En este momento no podemos saber claramente quién tiene, quién va a llegar con esa tercera fuerza, que ahorita la tiene el PRI. Si el PT tuviera más diputados incluidos en su grupo parlamentario, esto le daría la posibilidad de presidir la Mesa Directiva”, agregó, al recordar que la fracción del Revolucionario Institucional cuenta hasta el momento con 46 miembros, y la del PT, con 43.

También pidió no olvidar que su bancada, la de MORENA, a la cual se sumó al inicio de la Legislatura, porque ella debía haberse integrado a la fracción del PT, no llegó a la Cámara con la mayoría absoluta con la que cuenta en estos momentos, de 252 miembros.

Al arrancar la Legislatura, apuntó, ella y otros congresistas de manera “voluntaria” y al formar parte de la coalición Juntos Haremos Historia, se pasaron de las bancadas del PT y de Encuentro Social (PES) a MORENA, para darle la mayoría absoluta.

Esas prácticas “migratorias”, dijo, podrían ser cuestionadas, pero la norma en el Congreso las permite. Ya sea que el PRI o el PT encabecen la Mesa Directiva, insistió, deben hacerlo con un legislador o legisladora que conduzca institucionalmente los trabajos parlamentarios, haga valer sus atribuciones constitucionales, mantener la legalidad y la cohesión del órgano parlamentario.

Debe respetar y hacer respetar a las minorías, así como abrir la puerta a la participación de la sociedad civil, dijo, a través de más oportunidades de presentar iniciativas ciudadanas.

Pulso Político On Line/ MVS/ Foto: MVS