Se deslindan de efectos secundarios por vacuna

13

 

AstraZeneca señala que no pueden asumir el riesgo si en cuatro años la vacuna muestra efectos secundarios; piden a gobiernos firmar una cláusula contra demandas

AstraZeneca, que trabaja en colaboración con la Universidad de Oxford en uno de los proyectos más avanzados para desarrollar una vacuna, ha comenzado a añadir una cláusula en los contratos que firma con gobiernos para el suministro de su producto, en caso de que sea aprobado, con el que evitarían demandas si en los años siguientes hubiera efectos secundarios.

“En los contratos que tenemos en vigor, estamos pidiendo una indemnización. Para la mayoría de los países es aceptable asumir ese riesgo sobre sus hombros porque es de interés nacional”, dijo Ruud Dobber, miembro del equipo ejecutivo de AstraZeneca, citado por Reuters.

Aunque aseguró que AstraZeneca y los reguladores están haciendo de la seguridad y la tolerabilidad una prioridad máxima, dijo que “esta es una situación única en la que nosotros, como compañía, simplemente no podemos asumir el riesgo si en cuatro años la vacuna está mostrando efectos secundarios”.

Todas las compañías ven conflictos con la seguridad

Con 25 empresas probando sus candidatas a vacunas en humanos y preparándose para inmunizar a cientos de millones de personas una vez que se demuestre que los productos funcionan, la cuestión de quién paga las demandas por daños y perjuicios en caso de efectos secundarios ha sido un punto delicado en las negociaciones de suministro.

Altos funcionarios de la Unión Europea dijeron a la agencia Reuters esta semana que la responsabilidad por los productos se encontraba entre los puntos conflictivos de los esfuerzos europeos para asegurar los acuerdos de suministro de las potenciales vacunas de Pfizer, Sanofi y Johnson & Johnson.

Sin embargo, Estados Unidos ya cuenta con una ley que excluye las demandas por daños y perjuicios de los productos que ayudan a controlar una crisis de salud pública, concretamente en la Ley de preparación ante emergencias y disponibilidad de la población de 2005, o Ley PREP.

AstraZeneca, el segundo mayor fabricante de medicamentos de Reino Unido, se ha comprometido a suministrar un total de más de dos mil millones de dosis sin fines de lucro en acuerdos con los Estados Unidos, Reino Unido y los países europeos, entre otras naciones y organizaciones.

Pulso Político On Line / Con información de La Razón