Los héroes que viven y mueren en la ignominia

9

•            Médicos, enfermeras, camilleros, afanadores

•            Recogedores de basura, policías, taxistas

•            Repartidores y vendedores de comida

•            Sufren y enferman, en el cruel anonimato

La verdadera cuna de un gran artista, es la vida misma.

Jaime Torres Bodet, escritor y político mexicano.

Víctor Sánchez Baños

Desde este espacio envío a miles de mexicanos que son héroes y que están en la primera línea de fuego, con diversas actividades, en la guerra contra el Covid y sus efectos secundarios que son desastrosos como el desplome de la economía.

Se trata, en la primera línea de fuego, los médicos, enfermeras, personal de limpieza de hospitales, trabajadoras sociales y todo el personal de los centros donde se atienen a los enfermos afectados por el coronavirus. Son nuestros soldados que abren trincheras y se enfrentan cuero a cuerpo con esa devastadora enfermedad. Ahí, tenemos bajas por más de 600, que murieron hasta mediados de junio. Se estima que el número de víctimas haya crecido a más de 800, a la fecha.

Otros sufren en silencio la enfermedad; ellos y sus familias que contagian por tratar de salvar vidas. El mismo director de epidemiología, José Luis Alomía, dijo hace varias semanas que el mayor índice de contagios es en enfermeros con 41%, Médicos 30%, trabajadores de salud, 26%, laboratoristas, 2%, y dentistas, 1%. Se estima que tengamos más de 50 mil miembros del personal médicos y asistencial, a la fecha y podría incrementarse, con lo que nuestros mejores soldados caen en el frente de batalla.

En nuestros políticos y burócratas de la salud, nadie se ha preocupado por hacerles un homenaje. Mucho agradecerían por que les dieran un seguro de vida, con lo que sus familias aseguren vivir dignamente en orfandad.

En la segunda línea están otros héroes, que se ven como parte del paisaje. Se trata de conductores de taxis, Uber, camiones de pasajeros, Metro, vendedores de comida, meseros, cocineros, repartidores de comida, repartidores a domicilio de tiendas departamentales, los servicios de mensajería, policías, bomberos, recogedores de basura, servidores públicos que están en atención al público directo; aquellos que tienen que salir de sus casas conscientes que en cualquier momento pueden ser víctimas de contagio, pese a que se cuidan con tapabocas, lentes y gorra.

Ahí está casi la mitad de las víctimas mortales de la pandemia. A ello, no hay nadie que les haga un homenaje. Ni siquiera les dan un peso de sobrevivencia y, si están en algún programa asistencial, les restriegan en sus caras que se los envían los políticos de la cuarta transformación.

Los mexicanos, tenemos que soportar la pandemia con varios factores en contra.

Primero, no les dan armas a nuestros soldados, como los médicos, enfermeros, personal de salud en general para enfrentar el virus, con seguridad.

Segundo, desinforman y crean confusión a través del vocero Hugo López Gatell, quien un día un mensaje y otro lo desmiente. No predica con el ejemplo y, lo peor de todo, la manipulación política es insultante. Incluso va a hacer campaña de solidaridad a Chiapas. Allá no está su trabajo con el gobernador morenista, Rutilio Escandón, esta en las oficinas centrales para organizar la lucha contra el COVID.

Tercero, los mexicanos tenemos que enfrentar las consecuencias de la pandemia, en materia económica, solos. Pero, lo que también es peor, con los obstáculos de los gobiernos Federal, estales e incluso municipales, en la mayoría de los casos. Preocupados por el próximo periodo electoral, dedican dinero para consolidarse, más que para educar y orientar la población en estos momentos de amenaza de muerte.

En otros países sus gobiernos apoyan, primero a las empresas para mantener los empleos. Una empresa quebrada, obviamente, no genera empleos. Después van recursos directos a quienes sufren la pandemia. Para qué le dan dinero a los deudos de las víctimas de Covid, cuando se necesita que se apoyo ahora a la gente para que no salga de sus casas a ganarse la vida. Así, o más claro.

Es triste ver que la mayoría de nuestros problemas, de vida o muerte; de miseria o supervivencia, proviene de nuestra clase política.

PODEROSOS CABALLEROS

LOZOYA

Hay que cuidar a Emilio Lozoya para que de la información que tiene. Ya hizo la primera declaración, dijo el presidente López Obrador en su tradicional conferencia de prensa mañanera. Si le ocurriera algo a Lozoya, la única responsabilidad es de la Fiscalía General de la República que lo tiene bajo resguardo. Si se llegó a un acuerdo con el exdirector de Pemex para soltar la sopa, entonces que lo cuiden ahora y después de sus declaraciones. No nos salgan, en caso de un atentado, que fue obra de huchicoleros o exfuncionarios de Felipe Calderón o Peña Nieto. ¿También exhibirán a actuales funcionarios de la Cuarta Transformación que fueron tocados por los tentáculos de Odebrecht o la corrupción en Pemex?

ISSSTE

Ya está en marcha la reestructuración financiera del ISSSTE, para recuperar el pago gradual del adeudo histórico de 60 mil millones de pesos por cuotas y aportaciones al instituto que dirige Luis Antonio Ramírez Pineda, que deben gobiernos estatales. Un vicio que se toleró en administraciones anteriores y que hizo un boquete a las finanzas del instituto. Ya firmó acuerdos con San Luis Potosí, Baja California y Guanajuato.

BMV

Ya entramos de lleno al periodo de entrega de reportes financieros a la Bolsa Mexicana de Valores, del segundo trimestre del año. Esta es la prueba de fuego de la información real que viven las empresas medianas y grandes del país. Aquí se verá con toda claridad el impacto del COVID en la actividad económica del país. Bolsa Mexicana de Valores, dirigida por José-Oriol Bosch, recibirá, seguramente, la mayoría de los reportes negativos. Habrá alguna excepción, pero está por verse. Las señales de recuperación se verán hasta el año próximo.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

CANACINTRA

A echar mano de las herramientas que brindan las tecnologías de la información y del conocimiento, además de las redes sociales, a medida que la economía mexicana, el consumo y la producción industrial se ve impactada por Covid-19, es la conclusión a que llegó Fausto Muciño, vicepresidente de Relaciones y Comunicación Institucional del sector de Tecnologías para la Información y Economía del Conocimiento de la Canacintra.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com poderydinero.mx [email protected] @vsanchezbanos