*Más contagios y rebrotes, saturan hospitales
*Prevén en noviembre más de 97 mil decesos

38
José Luis Alomía Zegarra

Francisco Cárdenas Cruz
La pandemia por Covid-19 en México, lejos de atenuar, como se insiste en hacer creer, arrecia con miles de contagios, rebrotes del virus en varios estados y saturación hospitalaria y el pronóstico actualizado del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud estima que para el primero de noviembre habrá 97 mil 923 fallecimientos, el triple de los registrados ayer: 36 mil 906, más 81 mil 411 casos sospechosos; seis mil 149 confirmados en las últimas 24 horas y un total de 317 mil 635 acumulados.
Los mayores rebrotes ocurrieron en tres entidades del sureste, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo y la saturación de hospitales, en Tabasco, Nuevo León y Baja California que cuentan con camas y ventiladores, de acuerdo a los reportes de las autoridades sanitarias la Secretaría de Salud.
Las cifras dadas a conocer anoche en la conferencia de prensa nocturna en Palacio Nacional estuvieron a cargo del director de Epidemiología de la Secretaria de Salud, José Luis Alomía, en la que estuvo también presente el polémico subsecretario de la dependencia, Hugo López-Gatell, quien a pesar de la reiterada defensa que hizo el presidente López Obrador en su mañanera del día anterior, sigue siendo blanco de críticas por las contradicciones y fallidos pronósticos que ha hecho de la pandemia, los picos de contagios, aplanamiento de la curva y números de fallecimientos, en lo que no ha atinado a una.

Alfonso Durazo

Lo que reconoció Alomía, como también el presidente López Obrador en su gira por Guanajuato –a la que siempre sí acudió el secretario de Seguridad del gobierno federal Alfonso Durazo, quien había solicitado permiso a su jefe para no hacerlo, sin dar ninguna explicación, igual que tampoco por haber rectificado y acudir a ella- fue que hay contagios y rebrotes en varias entidades y que en algunas de ellas la ocupación de camas para pacientes del virus, está al límite.
El Instituto de Métricas y Evaluación de Salud, que el 7 de este mes pronosticó que para noviembre habría 103 mil 977 defunciones en México, actualizó la cifra y ahora señalo que para el primer día de ese penúltimo mes de año, habrá 97 mil 923, que es una cifra impresionante y que seguramente arreciará el malestar contra el gobierno lopezobradorista por no haber actuado con oportunidad cuando el virus llegó al país y cuyo aceleramiento de contagios y rebrotes, es alarmante.
Por falta de coordinación en las medidas que anuncian las autoridades de salud, los gobernadores y la Jefa de gobierno de la CDMX, siguen las confusiones y el desorden, a lo que se agrega el incumplimiento ciudadano de las medidas sanitarias sin el uso de cubrebocas, ni mantener la sana distancia, al ignorar la prohibición impuesta y el cambio de color en los semáforos epidemiológicos.
No parece remoto que en algunos casos, las autoridades estatales y capitalinas opten por reconsiderar la reapertura de establecimientos y grandes almacenes, restaurantes y otros negocios, en caso de que se multipliquen los contagios, por los incumplimientos de la población en respetar las medidas sanitarias.
                                                     DE ESTO Y DE AQUELLO…
>>SON muchas las expectativas creadas por la inminente extradición a México de Emilio Lozoya Austin, ex director general de Pemex, y la seguridad del presidente López Obrador de que hará revelaciones sensacionales sobre los sobornos recibidos de la empresa brasileña Odebrecht y los nombres de dirigentes y legisladores de partidos políticos de oposición que apoyaron y votaron por la reforma energética el sexenio pasado.
>>SIN embargo, más valdría no adelantar vísperas hasta ver si, como se asegura, el ex funcionario entrega los videos en los que aparecen varios de ellos a los que real o presuntamente grabó en su despacho de la Torre de Marina Nacional recibiendo fajos de billetes, que recordará el caso del otrora poderoso e influyente empresario argentino Carlos Ahumada, cuando entregó miles de pesos y dólares a varios entonces perredistas.
>>UNO de ellos, el principal, René Bejarano, secretario particular del a la sazón Jefe de Gobierno del ex DF y hoy Presidente de la República, embolsándose hasta las ligas que apretujaban paquetes de miles de pesos y dólares, que provocaron un escándalo político que involucró a otros perredistas de aquellos años y hoy morenistas.
>>HABRÁ que esperar a que Lozoya Austin esté en México, sea presentado ante el juez, rinda su declaración, dé a conocer nombres de ex funcionarios del gobierno priístas de Enrique Peña Nieto involucrados y, como hoy se asegura, entregue la docena de videos en los que presuntamente aparecen dirigentes y legisladores de los partidos políticos beneficiados con los sobornos que dice haberles entregado.
>>SERÍA hasta entonces cuando, como espera el presidente López Obrador, se pueda tener en la mano la punta de la madeja de la corrupción en el pasado sexenio priista que podría llegar a ex titulares de varias dependencias vinculadas a Pemex y hasta al ex presidente Peña Nieto que de resultar involucrado, enfrentará una denuncia penal en su contra.
>>SI Lozoya Austin llegara a recibir amenazas de que no diga ni entregue nada y se retractase, ante el riesgo de que su vida peligre, todo podría quedar en un “show mediático” que dejaría a López Obrador y a la 4T sin la bandera anticorrupción que esperan ondear de cara a las elecciones federales y estatales del año próximo.
>>POR eso será necesario que una vez que esté aquí en las próximas horas de este día o mañana, se deberán extremar las medidas de seguridad para el ex funcionario, aun en los sitios en que permanezca en prisión durante el proceso al que será sujeto.
>>EN caso de que Lozoya Austin no provoque un “temblor político”, como lo anticipa el líder del Senado, Ricardo Monreal, el Presidente, Morena y la FGR, tendrían que echar mano del caso del ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte, si es que Estados Unidos lo extradita antes de esos procesos.
>>LOS intentos gubernamentales en encontrar “cajas chinas” para tratar de distraer la atención de la pandemia de coronavirus, agravada ahora por el acelerado ritmo de contagios y los reclamos de familiares de pacientes hospitalizados o que han fallecido y del personal médico de la red hospitalaria pública que no cesa, siguen siendo vanos.
>>LA doble negativa presidencial a emprender medidas preventivas a la llega del virus a México para hacerle frente y brindar apoyo a empresas para la defensa de las fuentes de trabajo, ha tenido consecuencias funestas como se ha visto en el transcurso de estos cuatro meses.
>>EN el primer caso, porque la imprevisión para la atención de pacientes y las apresuradas y tardías compras de insumos, medicamentos y reconversión hospitalaria han causado la muerte a miles de personas, y en el segundo porque cuanta propuesta empresarial se le planteara al Presidente, fue rechazada o canalizada hacia la Secretaría de Economía, sin los efectos inmediatos y consecuentes que la urgente situación ha ameritado.
>>PARECE ser tal la prisa por encontrar culpables en el caso Ayotzinapa, que agentes de la FGR detuvieron el domingo, erróneamente, a un supuesto elemento de la policía municipal de Iguala de nombre Álvaro Martínez Márquez, implicado en la desaparición de los 43 normalistas, que resultó ser un reparador de refrigeradores, lavadoras, televisores y bicicletas en la colonia Agrícola Oriental del mismo nombre.
>>EL homónimo del policía iguálense fue detenido con engaños por los agentes de la Fiscalía General y trasladado de inmediato al penal federal de Gómez Palacio, Durango y no obstante esa confusión, hasta ayer no había sido puesto en libertad, según denunciaron sus familiares.
>>SIGUEN las masacres en el país, las que el Presidente aseguró que ya no ocurrían: una fue en León, donde cuatro personas fueron asesinadas en plena visita presidencial a Guanajuato y otras dos en distintos lugares en la zona del Ajusco, en la alcaldía de Tlalpan, en donde otras seis fueron abatidas por la disputa de tierras en Santo Tomás, en la parte alta de la carretera Picacho-Ajusco.

www.pulsopolitico.mx
[email protected]
@MXPulsoPolitico
http://www.facebook.com/pulsopoliticomx