Salario a destajo

27

José Dávalos*

El salario se puede fijar por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de cualquier otra manera (Artículo 83 de la Ley Federal del Trabajo). Hoy nos ocupamos de las dos primeras formas, que son las que se emplean con mayor frecuencia.

El salario por unidad de tiempo es aquel en el que la retribución se mide en función del número de horas durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo. No puede entenderse la jornada como el tiempo durante el cual el trabajador presta su trabajo, porque es un concepto erróneo que se basa sólo en el trabajo que se realiza.

El salario por unidad de obra es aquel en el que la retribución se mide en función de los resultados del trabajo que presta el trabajador. A este salario comúnmente se le llama salario a destajo. Cuando se aplica el salario por unidad de obra o a destajo, debe cuidarse que la retribución que se pague al trabajador sea tal que para un trabajo normal, en una jornada de ocho horas, dé por resultado el monto del salario mínimo por lo menos, como lo dice el segundo párrafo del artículo 85 de la Ley Federal del Trabajo.

El Maestro Mario De la Cueva en la página 305 de su obra El Nuevo Derecho Mexicano del Trabajo, Tomo I, 2009, Editorial Porrúa, apunta que el salario por unidad de obra o a destajo es objeto de diversas críticas. Adam Smith, en su libro “La riqueza de las naciones”, dice que el trabajo para obtener este salario es agotador y perturba seriamente la salud, en tanto que Carlos Marx señala que este sistema de trabajo se presta a una mayor explotación del trabajador.

En el caso del salario por unidad de obra el trabajador puede solicitar a la Junta de Conciliación y Arbitraje que determine si el salario fijado permite obtener en ocho horas una cantidad de dinero equivalente al salario mínimo, y además que la Junta también resuelva si la cantidad resultante integra un salario remunerador, como lo establece el artículo 85 de la Ley. Se entiende como salario remunerador el que se determina tomando en consideración la cantidad y la calidad del trabajo.

En el salario a destajo quien más exige mayor producción es el propio trabajador que sabe que cada unidad producida va aumentando su ingreso. Es la peor forma de explotación de los trabajadores.

[email protected]