México perdería en 2021 grado de inversión: JP Morgan

9

En un documento titulado “México: Riesgos de ángeles caídos e implicaciones de ventas forzadas”,  el banco JP Morgan advierte que de no haber un cambio en la política del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, México podría perder su grado de inversión entre fines del 2021 y principios del 2022.

“El crecimiento estructuralmente bajo, las trabas a la inversión privada, los retrasos del sector energético, la respuesta decepcionante a la pandemia y la persistente demora de una reforma fiscal profunda, sugieren un riesgo creciente de más rebajas en la calificación crediticia.

“El nuevo Gobierno populista ha asustado a la inversión desde finales del 2018, debido a la implementación de políticas erráticas y gastos específicos destinados a proteger los proyectos emblemáticos del titular”, apuntó el banco.

Señaló que AMLO ha continuado con sus proyectos favoritos a costa de recursos de la educación y la salud, así como del uso de fondos especiales.

JP Morgan indicó que al principio la austeridad fiscal de la nueva Administración fue bien vista, pero luego las calificadoras evidenciaron deficiencias estructurales del Gobierno.

Así, anotó, en lo que va del año ya las tres principales calificadoras de deuda rebajaron la nota de México.

Fitch la dejó en su escala en “BBB-” con “perspectiva estable”, pero a un escalón de quitar el grado de inversión; S&P en “BBB” con “perspectiva negativa”, a dos escalones de la categoría de basura, y Moody’s en “Baa1” con “perspectiva negativa”, a tres escalones del nivel especulativo.

El banco recordó que México alcanzó el grado de inversión en el 2000 y llegó a escalar dentro de él, pero años después la deuda pública federal, que enfrentó el inicio de la crisis del 2008-2009 en un nivel del 30 por ciento del PIB, llegó al 40 por ciento en el 2013 y alcanzó cerca del 50 por ciento hace cuatro años.

Para fines del 2020, JP Morgan proyecta que suba a un 60 por ciento del PIB, dado su escenario de que la economía caerá un 8.4 por ciento en este año, ejerciendo “una presión significativa” sobre las finanzas públicas.

Asimismo, espera que dadas las necesidades fiscales el Gobierno irá agotando en el 2020 los fondos de contingencia, por lo que las calificadoras le reducirán aún más sus notas el año próximo.

“Es probable que la materialización de ‘un episodio de ángel caído’ ocurra a fines del 2021 o principios del 2022, si la Administración actual se apega a su agenda actual”, señaló.

Para el banco, las elecciones de junio del 2021 deberán vigilarse de cerca, pues podrían acelerar la caída o provocar acciones pragmáticas del Gobierno.

Por lo pronto, estima que 44.3 mil millones de dólares de instrumentos de deuda de México son sensibles a las calificaciones en riesgo. De ellos, unos 31.5 mil millones están en Bonos M denominados en pesos, 8.9 mil millones en deuda corporativa en moneda extranjera y otros 4.0 mil millones corresponden a bonos del Gobierno UMS, denominados también en moneda extranjera.

JP Morgan indicó que con la pérdida del grado de inversión del Gobierno, la valuación de las empresas mexicanas listadas en la Bolsa caería, en promedio, un 13 por ciento.

Pulso Político On Line/ Agencias/Foto: Internet